earpod-agujeros-curiosidad

Una de las características distintivas de los EarPods es el número de agujeros que presenta en su superficie. Estas ranuras despiertan la curiosidad de muchos usuarios pues la mayoría desconoce para qué sirven.

Muchos pensaban que se trata del micrófono, pero no es así. El micrófono se encuentra en el controlador de los EarPods, por lo que no tiene sentido volverlo a colocar en otro sitio.

En realidad estos agujeros mejoran el rendimiento de las bocinas y ayudan a disfrutar de un mejor sonido con los audífonos.

El sonido en los EarPods es creado cuando los pequeños conos de las bocinas vibran gracias a un electroimán. Como consecuencia de esto, el cono empuja ondas de aire que se convierten en el sonido que escuchamos.

Sin embargo, el constante movimiento de este cono hace que dentro del auricular se cree cierta presión, lo que dificulta  su vibración y, por ende, una calidad de sonido bastante mala.

La buena noticia es que los de la compañía de la manzana mordida lograron resolver este problemilla con… ¡exacto!, los agujeritos misteriosos.

Estos permiten que el aire entre y salga de forma natural de los EarPods, lo que evita que se cree presión dentro de ellos y así lograr una calidad de sonido espectacular, con mejores sonidos acústicos y bajos más pronunciados.

Curioso, ¿verdad?